CUIDADO CON LOS AGENTES FALSO

Los futbolistas profesionales nunca deben pagar a un intermediario antes de firmar un contrato con el club.

Emitimos esta advertencia después de que SAFAP haya recibido denuncias de jugadores que han recibo llamadas de un supuesto director técnico, que fingen ayudarlos.

Recientemente, hemos tenido noticia de las actividades de un individuo que se anuncia como director técnico y que se hace llamar Mario Salas. Dicho falso DT se ha puesto en contacto con los jugadores a través de los medios sociales, llamadas telefónicas y les ha prometido organizar una prueba o un contrato si los jugadores le pagaban una suma.

SAFAP recomienda a los jugadores que tengan en cuenta los siguientes puntos cuando traten con un agente:

  • Comprobar si el agente consta como registrado en la federación de fútbol.
  • Trabajar únicamente con un agente al que se haya visto y con quien se haya hablado personalmente.
  • No pagar nunca a un agente antes de firmar un contrato con el club.
  • No firmar nunca un acuerdo con un agente sin haber recibido previamente asesoramiento jurídico.
  • Comprobar si el club tiene conocimiento de que el jugador va a realizar una prueba o firmar un contrato, o preguntar si el club conoce al agente.

Si tienes alguna pregunta o duda en relación con una transferencia o con una prueba, rogamos te pongas en contacto con nosotros.

FIFPro advierte a nivel mundial

FIFPo ha tenido noticia de las actividades de un individuo que se anuncia como agente de jugadores y que se hace llamar Steve Mac Hughes. 

Dicho falso agente se ha puesto en contacto con los jugadores a través de los medios sociales, y les ha prometido organizar una prueba o un contrato si los jugadores le pagaban una suma. Sin embargo, tras recibir el pago, ha interrumpido toda comunicación con ellos.

Varios jugadores han respondido al artículo publicado por FIFPro y han enviado información acerca de esta persona y de otros agentes. Algunos jugadores han afirmado haber destinado todos los ahorros de su familia a pagar al agente. Un jugador ha manifestado que pagó 4.500 dólares, y que ahora se encuentra abandonado a su suerte en otro país africano, sin dinero para volver a casa.

La mayoría de los jugadores estafados estaban tan desesperados por llegar a ser futbolistas.

“Para proteger a nuestros jugadores, les aconsejamos que estén muy alerta. En el fútbol hay gente que va tras el dinero del jugador. No se puede confiar en todo el mundo”