CONTRATOS DE IMAGEN: CUIDADO

¨NI LOS GRANDES SE SALVAN¨

El futbolista profesional éxito de los últimos años Cristiano Ronaldo estuvo a punto de ir a la cárcel por no declarar sus ingresos por derechos de imagen Y NO PAGAR IMPUESTOS cuando pertenecía al club Real Madrid. POR NO PAGAR IMPUESTOS tuvo que retribuir una multa  de 18 millones de euros.

Similar situación sucedió también con futbolistas de élite como Lionel Messi, Andrés Iniesta entre otros futbolistas europeos.

En esta parte del continente existe esta realidad desde hace muchos año, situación que pone en riesgo a los futbolistas profesionales al no declarar el dinero que reciben por sus derechos imagen Y NO PAGAR IMPUESTOS.

En nuestro país se ha convertido en una práctica hacer este tipo de contratos y sabemos que el contrato de imagen es una opción que los clubes utilizan como salida para pagar impuestos al estado.

Los problemas que se presentan en estos casos son los siguientes:

(i) Clubes no entregan copia del contrato de imagen al futbolista;

(ii) La mayoría de clubes no incluyen estos contratos de imagen en el presupuesto que presentaron a la Comisión de Licencia. Por lo tanto, al dejar de cumplir el Club con estos pagos el futbolista no puede reclamar en la vía deportiva su pago;

(iii) En los casos de suscripción de contratos de imagen el futbolista es el responsable de declarar y pagar sus impuestos.

(iv) Al ser un contrato de orden comercial el pago de impuestos no se le puede dar toda la responsabilidad al Club debido a que si éste no cumple Sunat le cobrará al futbolista y no sobre el Club.

Las consecuencias de hacer un doble contrato son: Problemas con la justicia, problemas penales, cómplices de evasión de impuestos, lavado de activos, etc.