ADVERTENCIA SOBRE FALSOS AGENTES

FIFPro advierte a los futbolistas sobre el riesgo de ser estafados por delincuentes que se hacen pasar por agentes de futbolistas en LinkedIn.

Diversos jugadores han informado a FIFPro sobre su experiencia con una persona que se hace llamar Steve Mac Hughes, quien según afirman les estafó al prometerles pruebas o contratos en clubes del Reino Unido y de Asia, incluyendo el Bangor City (Gales) y el Dunfermline Athletic (Escocia).

Sus casos son similares. Este individuo contactó con ellos a través de LinkedIn, afirmó que un club estaba interesado en ellos y que organizaría una prueba o un contrato si el jugador primero firmaba con él y pagaba una suma.Ninguno de los jugadores habló con él ni le vio personalmente: toda la comunicación se realizó a través de LinkedIn y WhatsApp. Una vez que le enviaron el dinero a una cuenta de Western Union, interrumpió todo contacto con ellos.

FIFPro ha informado del caso a Western Union, que ha asegurado que investigará los hechos si los jugadores facilitan información acerca del fraude.

FIFPo solicita a otros futbolistas que hayan tenido una experiencia similar, se pongan en contacto con nosotros escribiendo al correo electrónico info@fifpro.org.

Si tienes alguna duda o pregunta acerca de una transferencia o prueba, te aconsejamos que consultes con tu sindicato nacional de jugadores o con FIFPro.

“Steve Mac Hughes” parece ser una de las diversas personas que simula ser agente en redes sociales, con frecuencia recurriendo a perfiles falsos. En su CV figura que ha trabajado para el Liverpool y el club tailandés Suphanburi, entre otros, pero ambos clubes afirman que nunca han empleado a dicha persona.

A continuación, los casos de algunos de los jugadores (de forma anónima).

Futbolista de Sierra Leona:

“Me escribió diciéndome que el Bangor buscaba un jugador en mi posición. Todo parecía muy realista. Necesitaba dinero para organizar mi alojamiento. Le pagué. Cuando llegué al aeropuerto de Manchester, nadie estaba allí para recogerme, ni respondió a mis llamadas. Me envió un mensaje diciéndome que tenía que esperar. Pasé la noche en un hostal, pero volví a Bélgica al día siguiente. Me sentí totalmente abatido, pues me había costado mucho reunir el dinero para viajar a Inglaterra. La gente como él se aprovecha de los futbolistas desesperados por firmar un contrato.”

Futbolista australiano:

“He pagado dos cuantías: una para acceder a pruebas siempre que me encontrara sin un club durante mi carrera futbolística, y una segunda para obtener un contrato con el club. Antes de ir al país asiático, solicité el contrato en diversas ocasiones. Siguió diciéndome que el club lo enviaría en cualquier momento, y me instó a viajar hasta allí lo antes posible, porque el club me necesitaba. Cuando llegué allí, el club me aseguró que lo único organizado era una prueba. No había ningún contrato. No me ha devuelto el dinero.”

Futbolista sudafricano:

“Contactó conmigo a través de LinkedIn, y me solicitó mi CV y un vídeo. Dijo que el Dunfermline estaba interesado y que me ayudaría a acceder al club. Tan solo tenía que firmar con él y pagar una cuantía. Le pagué sin pensarlo. Me dijo que el club no tardaría en enviarme la documentación. A continuación me bloqueó en WhatsApp. Le envié un mensaje por LinkedIn avisándole de que estaba incumpliendo el contrato y de que tenía que devolverme mi dinero. No ha respondido.”

Futbolista neerlandés:

“Me solicitó que le enviara mi CV. Cuando lo hice, me dijo que tenía un club para mí. Pero primero tenía que firmar un contrato y pagar la suma de 500 euros. Cuando me dijo aquello, supe que esto no llegaría a ninguna parte, pues he jugado antes en distintos países. Nunca debes pagar a un agente antes de firmar un contrato.”